Las regiones más destacadas registran un alto nivel de inversión en investigación así como programas educativos innovadores y propuestas de formación continua para evitar la exclusión laboral.

Corea del Sur, Alemania y Singapur son los países mejor preparados del mundo para entrar a la ola de la robotización o automatización inteligente. El dato surge de un informe elaborado por The Economist Intelligence Unit y ABB, donde se evaluaron 25 países según 52 indicadores.

En cuarto y quinto lugar están Japón y Canadá; seguidos por Estonia, Francia, Reino Unido, Estados Unidos y Australia. Todos estos países tienen dos grandes factores en común: alta inversión en investigación y propuestas educativas innovadoras así como programas de formación continua.

Los tres países de América Latina estudiados se encuentran de la mitad para abajo del ranking. El primero de la región es Argentina, en el puesto 17. Le siguen Brasil (19), Colombia (20) y México (23).

En el análisis se contemplaron las iniciativas que se llevan adelante en el área de educación, innovación y en el mercado laboral. Y la conclusión no es muy auspiciosa: en la actualidad hay pocos países que estén implementando políticas que aborden los desafíos planteados por la automatización.

Los planes de estudio de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas siguen siendo importantes en el contexto actual; pero el estudio remarca que la creciente automatización demanda aún más programas educativos básicos y nuevas maneras de capacitación docente.

En los tres países que ocupan el podio se llevaron adelante reformas educativas para encarar estos nuevos desafíos en los primeros años  de aprendizaje.

En estas regiones también se están contemplando programas de capacitación permanente para que no queden excluidas la generaciones que hoy están insertados en el mercado laboral pero que, si no se adaptan a los cambios podrían quedar desempleados.

En Singapur, por ejemplo, se está experimentando con la financiación de “cuentas de aprendizaje individuales” que los adultos utilizan para pagar cursos de capacitación durante toda su vida.

En Alemania, por su parte, el Ministerio Federal de Trabajo y Asuntos Sociales está evaluando un sistema similar, además de una nueva versión de “seguro de empleo” para financiar el perfeccionamiento profesional a lo largo de toda la vida.

Estas iniciativas, entre otras cuestiones colocan a estos países entre los mejores posicionados del mundo. De todos modos, los expertos entrevistados para el informe advierten que la formación profesional está todavía muy centrada en ocupaciones poco calificadas y que hay que comenzar a contemplar la capacitación permanente abocada a los nuevos puestos que están surgiendo a raíz de la automatización.

En el documento se subraya que “es necesario un mayor compromiso del gobierno, la industria, los especialistas en educación y otras partes interesadas para que las nuevas políticas se mantengan a la par de la innovación en automatización”.

Un reciente informe de Accenture, por su parte, concluye que el aprendizaje experimental e individualizado enfocado a los trabajadores más vulnerables son el mejore caminos para reducir la brecha de habilidades y evitar pérdidas millonarias.

Según esta investigación, a menos que se adopten enfoques de aprendizaje totalmente nuevos, fallar en el cierre de la brecha de habilidades podría ocasionar que 14 de las economías del G20 renuncien a USD 11.5 mil millones en el crecimiento del PBI prometido por la inversión en tecnologías inteligentes en los próximos diez años.

Asimismo, en 2025 los robots cumplirán el 52% de las tareas que se realizan en la actualidad, según un estudio del Foro Económico Mundial. El lado positivo de este cambio de paradigma es que se crearán 58 millones de nuevos empleos durante los próximos cinco años, según ese informe.

La clave para que los trabajadores puedan estar preparados para estos nuevos desafíos es apostar a los programas de capacitación constante, algo en lo que se destacan los países que se encuentran en el podio y por eso se sugiere avanzar en este tipo de iniciativas en todas las regiones. Es la estrategia necesaria para combatir la exclusión en la que podrían caer los trabajadores que hoy están abocados a realizar tareas que están siendo automatizadas.

Los países que lideran este ranking destinan una gran cantidad de fondos y otros incentivos a la inteligencia artificial y la investigación en robótica.

En Alemania, Estados Unidos y Singapur no solo se destinan fondos para investigar esas cuestiones sino que puntualmente se enfocan en el avance de otras tecnologías complementarias como el análisis de datos y la internet de las cosas.

 

Fuente: https://www.infobae.com/america/tecno/2018/10/02/cuales-son-los-10-paises-mejor-preparados-para-la-ola-de-automatizacion/