SUSE ha dado a conocer sus pronósticos para 2019 en las áreas de transformación digital, blockchain, machine learning, seguridad y privacidad, cloud y almacenamiento, ligándolos al mundo de código abierto, en el que es especialista.

¿Qué papel tendrá el software de código abierto en la evolución de la tecnología el próximo año? La perspectiva nos la ofrece SUSE a pocos días de que despidamos 2018:

– Transformación digital: la digitalización implica un cambio en la forma de crear, ofrecer y distribuir servicios y productos, y por lo tanto está íntimamente ligada a un cambio en el concepto del dimensionamiento y provisión de infraestructuras. Durante este año, las empresas han apostado más por infraestructuras definidas por software basadas en estándares abiertos ofrecidas como servicio que dotan a las organizaciones de la flexibilidad y el dinamismo necesarios para las nuevas formas de negocio, mejorando la agilidad e innovación. “De cara a 2019, esta tendencia se consolidará impulsando la transformación digital de las organizaciones”, apunta la firma.

– Blockchain: la tecnología Blockchain de código abierto será el motor de nuevos casos de uso en muchas industrias más allá del sector financiero. Por ejemplo, en la industria agroalimentaria, es probable que el blockchain se utilice para rastrear la distribución de alimentos desde la granja hasta el consumidor a lo largo de toda la cadena de suministro. “Además, se están llevando a cabo desarrollos para tender puentes entre los contenedores y blockchain a través de plataformas de contenedores como servicio (CaaS), lo que creará nuevas oportunidades para los desarrolladores en 2019”, añaden sus especialistas.

– Machine Learning: esta tecnología ha dado grandes pasos en 2018 pero, sin acceso a cantidades suficientemente grandes y diversas de datos, no puede tener éxito.

“Open Source es clave para los datos: el código abierto se ha compartido libremente durante mucho tiempo para colaborar e impulsar la innovación en la industria, pero los datos no han evolucionado de la misma manera. La comunidad ya ha reconocido esto como un área de mejora, y en 2019 veremos el concepto de ‘datos abiertos’ emerger como una forma de compartir y agregar datos”, sostiene la compañía.

El aprendizaje automático se convertirá en la columna vertebral de las empresas, pero el aprendizaje será lento. Sin embargo, en 2019 la adopción aumentará a un ritmo moderado, pero aún no llegará un despliegue masivo, lo que permitirá a las empresas centrarse en la implementación de la tecnología de forma que se mejoren los procesos de negocio y se obtengan resultados tangibles.

Sus expertos creen que esta tecnología se convertirá finalmente en un factor de innovación para todas las industrias en la próxima década.

– Seguridad y privacidad: la seguridad se ha convertido en un requisito básico para la mayoría de los profesionales de TI, una tendencia que no hará más que crecer el año que viene. La seguridad debe estar en el centro de cualquier iniciativa de transformación digital y nunca debe ser algo que se haga a posteriori, sino que debe estar integrada desde el principio, debe estar presente en cada parte del proyecto. “El código debe ser seguro, así como el diseño y los procesos. DevSecOps debe aplicarse tanto a las aplicaciones como a la nube, la infraestructura y el trabajo con partners”, recuerdan. También es importante la formación en seguridad y el cumplimiento de las regulaciones.

– Cloud: como explica SUSE, muchos líderes de la industria predijeron que el panorama de la nube pública se diversificaría a un ritmo más rápido este año, pero el gran tamaño de los principales actores está dificultando que los recién llegados encuentren espacio en el mercado. Además, la rápida innovación que se está produciendo con los grandes proveedores de nubes públicas de EE.UU. ha hecho que sea un reto para otros competir. Los proveedores están empezando a centrarse más en verticales con regulaciones específicas, como las empresas de streaming y la industria de las telecomunicaciones. La tendencia de proveedores de nicho con experiencia vertical continuará en 2019, así como la de proveedores regionales de cloud.

– Almacenamiento: IoT industrial, las ciudades inteligentes y los wearables están recopilando y produciendo datos más sofisticados que nunca. Aunque la proliferación de datos no es nada nuevo, sí lo es el volumen de datos no estructurados y la forma de gestionarlos. Además, muchos equipos de TI empresariales se están trasladando a entornos híbridos que cuentan con sistemas on-premise y entornos cloud, lo que crea desafíos adicionales. En 2019, más empresas adoptarán el almacenamiento definido por software (SDS) para hacer frente a los desafíos de rendimiento y disponibilidad causados por la explosión de datos.

Fuente: https://www.ituser.es/actualidad/2018/12/las-predicciones-tecnologicas-para-el-proximo-ano-segun-la-vision-open-source