La computación cuántica eventualmente podría revolucionar el modo en que se desarrollan las medicinas, cómo se establecen los precios de las opciones financieras y el modo en que se gestiona el cambio climático, según afirman los expertos. También ha sido reconocida por su habilidad (o, al menos, su potencial) de completar cálculos complejos en una fracción de tiempo menor de lo que tomaría con las computadoras tradicionales más veloces de la actualidad.

Pero hasta hace poco, el acceso al cómputo cuántico había estado ampliamente limitado a los investigadores en laboratorios especializados. Ahora, IBM, Microsoft y Amazon están trabajando para proporcionar un acceso más amplio a la tecnología mediante la implementación del cómputo cuántico como un servicio de la nube.

 

La tecnología está en sus primeras etapas de desarrollo, pero el acceso al cómputo cuántico en cloud permite a las empresas explorar posibles aplicaciones para sus negocios. Tales servicios también indican cuáles serán los usos probables de las computadoras cuánticas en los próximos años: en la nube y en combinación con las computadoras tradicionales. «Todos estamos muy emocionados por lo cuántico, es increíble cómo está avanzando tan rápido”, dijo Jeffrey Welser, vicepresidente de IBM Research a CNN Business. «Ponerlo en la nube ha ayudado a acelerarlo, porque puedes tener acceso sin construir una computadora cuántica”.

Microsoft anunció en noviembre que comenzaría a proporcionar acceso a computadoras cuánticas en su servicio Azure para clientes selectos. Un mes después, Amazon Web Services anunció un servicio similar. IBM ha ofrecido acceso a su cómputo cuántico en la nube desde 2016, y la semana pasada anunció que 100 empresas ahora lo usan para experimentar con el cómputo cuántico, incluyendo Delta Air Lines, Goldman Sachs y Daimler.

En términos generales, los servicios de la nube cuántica se verán así: los proveedores de la nube tendrán centros de datos remotos con computadoras cuánticas, tal como lo hacen con las computadoras normales. Los usuarios los aprovecharán desde sus computadoras personales y escribirán su propio software o usarán el software existente para aprovechar la potencia informática sin necesidad de comprender cómo funciona.

«En última instancia, la creencia es que usaremos todos estos dispositivos probablemente al igual que accedemos a la informática regular», dijo Andrew Fursman, CEO de 1QBit, una compañía que se asocia con Azure y AWS en sus proyectos de nube cuántica. 1QBit trabajará con los clientes de la nube de Microsoft y Amazon para crear software que aborde las necesidades de su negocio utilizando la computación cuántica.

Las computadoras cuánticas procesan información en un modo fundamentalmente diferente de las computadoras regulares, así que serán capaces de resolver problemas que las computadoras actuales no pueden.

La mayoría de la gente probablemente accederá al cómputo cuántico en la nube en el futuro próximo, en lugar de adquirir computadoras cuánticas individuales para sus hogares u oficinas.

Esto por una buena razón, las computadoras cuánticas deben ser almacenadas en temperaturas extremadamente frías (esto es, 200 veces más frío que el espacio exterior, según Welser). Y aunque pueden abordar nuevos tipos de problemas, las computadoras cuánticas no son buenas para la mayoría de las cosas que la gente quiere que hagan sus computadoras. Por ejemplo, no serían útiles para almacenar fotos o dividir la factura de la cena después de una comida con amigos.

Los beneficios reales derivarán de que los usuarios tengan acceso tanto al cómputo cuántico como al tradicional, de manera simultánea, en la nube.

El analista senior de Oppenheimer, Timothy Horan, dijo que mientras la tecnología es prometedora, aún no es claro qué impacto financiero tendrá para los proveedores de servicios en la nube o sus usuarios pues las aplicaciones para negocios se encuentran aún en una fase experimental.

Pero no hay duda de que las empresas están peleando para volverse los líderes en el espacio del cómputo cuántico. Google dijo en octubre que había logrado la “supremacía cuántica” con una máquina capaz de cálculos súper rápidos, una afirmación que sus competidores cuestionaron rápidamente. Google también ha dicho que está trabajando en proporcionar acceso a las computadoras cuánticas en su nube.

Welser dijo que la manera de asegurar que surjan aplicaciones de negocio significativas es lograr que las empresas y los desarrolladores experimenten con las computadoras cuánticas lo antes posible.

Las empresas están dispuestas a empezar a invertir dinero en la tecnología en esta etapa temprana debido a que el potencial es tan grande.

Fuente: https://expansion.mx/tecnologia/2020/01/16/la-computacion-cuantica-cambiara-a-la-nube