Ciertos tipos de productos IoT han ganado impulso en el mercado, incluyendo termostatos domésticos, cerraduras de puertas controladas desde teléfonos inteligentes y refrigeradores inteligentes. Esto es sólo el comienzo de lo que muchas de esta empresas van a empezar a desarrollar.

Hoy en día, la mayoría de las tendencias de IoT “significativas y disruptivas” como siguen ocurriendo principalmente en entornos industriales, como la industria manufacturera (Industria 4.0), el transporte y los servicios públicos. Otros proyectos se refieren a automoción, venta al por menor, IoT de consumo, proyectos ad hoc IoT habilitados para ciudades inteligentes, etc.

Sin embargo, se espera también que los casos de uso de IoT entre industrias y los despliegues vayan en aumento hasta alcanzar un volumen de inversión de 85.000 millones de dólares.

Además, y en casi cualquier situación de IoT, la Inteligencia Artificial puede ayudar a las empresas a tomar los miles de millones de puntos de datos que tienen y reducirlos a lo que es realmente significativo. La premisa general es la misma que en las aplicaciones de venta al por menor: revisar y analizar los datos que se ha recopilado para encontrar patrones o similitudes que se puedan aprender para poder tomar mejores decisiones.

Por eso, y dado que para conectar las diferentes partes de IoT a los sensores puede hacerse por diferentes tecnologías, incluyendo Wi-Fi, Bluetooth, Wi-Fi de baja potencia, Wi-Max, Ethernet regular, Long Term Evolution (LTE) y la reciente tecnología prometedora de Li-Fi (Utilizando la luz como medio de comunicación entre las diferentes partes de una red típica incluyendo sensores), no podemos entender el IoT sin la movilidad.

IoT está creando nuevas oportunidades y proporcionando una ventaja competitiva para las empresas en los mercados actuales y nuevos. Toca todo, no sólo los datos, sino cómo, cuándo, dónde y por qué lo recoges. Las tecnologías que han creado la Internet de las cosas no están cambiando la Internet solamente, sino que cambian las cosas conectadas a Internet. Todos estos dispositivos conectados tendrán el potencial de ofrecer una gran cantidad de datos que luego serán utilizados por los propietarios de productos y servicios para interactuar con sus consumidores.

En resumen, IoT es una gran motivación para comenzar, invertir y operar cualquier negocio, pero siendo conscientes de que sin un sólido modelo de negocio para IoT tendremos otra burbuja. Este modelo debe satisfacer todos los requisitos para todo tipo de comercio electrónico; mercados verticales, mercados horizontales y mercados de consumo.

Además, este paradigma debe compartir el coste de los dispositivos con los consumidores, reduciendo el coste de propiedad y haciendo que la interfaz de uso sea menos complicada y más alegre

Fuente: http://www.ittrends.es/actualidad/2018/08/internet-de-las-cosas-impulsa-otras-tecnologias-disruptivas