FOTO 2102Hay quienes aún siguen pensando que la Inteligencia Artificial podría suponer el fin del ser humano. Sin embargo, son constantes los artículos que hablan de grandes avances en sectores tan vitales como la sanidad, que refuerzan el pensamiento de que realmente es una vía de desarrollo más que de destrucción (con sus partes también negativas, como todo).

En este caso, los conservacionistas recurren cada vez más a la IA como solución tecnológica innovadora para hacer frente a la crisis de la biodiversidad y mitigar el cambio climático.

Desde las cámaras trampa y las imágenes por satélite hasta las grabaciones de audio, un informe de Wildlabs.net asegura que “la IA puede aprender a identificar qué fotos, de entre miles, contienen especies raras; o localizar la llamada de un animal a partir de horas de grabaciones de campo, reduciendo enormemente el trabajo manual necesario para recoger datos vitales para la conservación”.

Con los sistemas informáticos de aprendizaje automático (ML) que utilizan algoritmos y modelos para aprender, comprender y adaptarse, la IA suele ser capaz de hacer el trabajo de cientos de personas, obteniendo resultados más rápidos, baratos y eficaces.

Desde la conservación de las ballenas y koalas, hasta la lucha contra la caza furtiva, aquí algunos proyectos actuales que contribuyen a la conservación de la biodiversidad y las especies:

La Iniciativa de Conservación Conectada, de Game Rangers International (GRI), el Departamento de Parques Nacionales y Vida Silvestre de Zambia están utilizando la IA para mejorar las soluciones  contra la caza furtiva.

Han creado una valla virtual de 19 km de longitud a través del lago Itezhi-Tezhi, Zambia. Las cámaras térmicas de infrarrojos registran todos los barcos que entran y salen del parque, de día y de noche. Y es que en el parque nacional de Kafue, los furtivos se hacen pasar por pescadores para entrar y salir del parque sin ser detectados.

Ahora, la IA de estas cámaras, ha sido entrenada para detectar automáticamente las embarcaciones que entran en el parque, evitando también las lecturas falsas.

El proyecto MapBiomas sobre el agua dio a conocer sus resultados tras procesar más de 150.000 imágenes generadas por los satélites Landsat 5, 7 y 8 de la Nasa desde 1985 hasta 2020 en los 8,5 millones de kilómetros cuadrados de Brasil.

¿El resultado? Brasil ha perdido más del 15% de su agua superficial en los últimos 30 años. Además, esta IA es capaz de distinguir entre las masas de agua naturales y las creadas por el hombre.

Estas pérdidas son devastadoras para la vida silvestre y gracias a esto se ha podido conocer la totalidad del problema, ayudando así a que la población conozca la situación, y tomar medidas.

Más…fuente: https://computerhoy.com/noticias/tecnologia/inteligencia-artificial-como-principal-aliada-conservacion-vida-animal-1015927