FOTO 0510Una de las principales aplicaciones de la inteligencia artificial en el ámbito comercial consiste en las recomendaciones: en Spotify, Netflix, Amazon, Instagram y un etcétera casi infinito que incluye, por supuesto, los medios de comunicación. A partir del consumo y el comportamiento de los internautas, los sistemas tecnológicos son capaces de descubrir lo que podría gustarle o interesarle. Y, a menudo, aciertan.

Estos consejos descansan sobre la incrustación de palabras o frases en las descripciones de productos. Por productos, se entiende tanto una serie de ficción o una canción de hip-hop como un youtuber o una tiktoker. En el caso de la música, la radio o el podcast, por ejemplo, estas referencias pueden ampliarse más allá de los géneros, estilos, tempos, ritmos, volúmenes o compositores, y llegar hasta el espectro sonoro, lo que supone un grado superior de sofisticación.

Cuando nos adentramos en el terreno audiovisual, prevalece la combinación de criterios y, según los analistas, los avances en esta disciplina se suceden a una velocidad vertiginosa. El concepto clave, en esta tarea, es la distancia. Es decir, el espacio que separa dos o más puntos: el primero viene determinado por lo que leen, escuchan o ven los usuarios; los otros son los sitios de destino en función de estas primeras acciones.

Más…fuente: https://www.lavanguardia.com/tecnologia/20211004/7765097/maquina-recomiendame.html