FOTO 1705Así como la tecnología trae una gran oportunidad para realizar actividades diarias como trabajo, estudio o entretenimiento, es una industria que está gastando recursos y dejando una huella ecológica.

De acuerdo a la consultora McKensey, hasta el 2020 el mercado de las tecnologías de la información produjo cerca del 3 % o 4 % de todas las emisiones de CO2 en todo el mundo. Cabe apuntar que en la cifra no se consideran los plásticos que se incorporan en su embalaje ni los residuos que se desechan tras la vida útil de los aparatos electrónicos.

Dejar de usar aparatos tecnológicos, evitar que estos sigan evolucionando y producidos es imposible, pues son necesarios en todos los ámbitos de la vida humana, incluyendo la salud, por ello es que las empresas, a la vez que avanzan con sus avances tecnológicos están contribuyendo a que la huella de carbono no aumente.

Por otro lado, es necesario subrayar que los dispositivos con elementos reciclados o ecológicos no pierden calidad al no estar hechos de materiales “usados”, por el contrario. Además de ser fabricados con los mismos estándares, son parte importante para la economía circular y el medio ambiente.

En ese sentido, recordó que se debe fortalecer el rechazo a productos contaminantes sobre empacados innecesariamente, así como “reducir el consumo injustificado de productos; reparar las cosas que pueden tener un segundo uso y normalizar la reutilización de estos”.

Antes de comprar un aparato nuevo, primero se puede llevar a reparar, regalar o vender a menor precio, según sea el caso, para que este tenga una segunda vida y no termine contaminando en la basura. Además, se pueden comprar dispositivos o accesorios ecológicos.

Asimismo se pueden reutilizar los empaques. Algunas empresas tecnológicas han incluido en sus cajas y envoltorios códigos QR con instructivos sobre cómo convertirlos en macetas, cajones, mesitas o cualquier otra cosa. Se estima que al año se desechan 200 mil toneladas de cartón.

Es de apuntar que los dispositivos y electrodomésticos que ofrecen interconectividad e Inteligencia Artificial (IA) hacen más sencillo adquirir hábitos sostenibles en pro del planeta.

Por ejemplo, muchos de ellos ahorran energía y agua, reducen el desperdicio de alimentos y pueden reciclarse, entre otros beneficios, por lo que en caso de adquirir un nuevo aparato electrónico se debe buscar uno que cuente con opciones ecológicas.

Sumado a ello, hay empresas que lanzan programas de responsabilidad medioambiental. Una de ellas es Furukawa Electric que desde hace 10 años lanzó Green IT en Latinoamérica para la renovación del cableado estructurado a través del correcto deshecho de cables de cobre que ya ha completado su ciclo de vida.

En Latinoamérica han sido reciclados más de 1.5000.000 kilos de cable de cobre. Cualquier organización pública o privada puede participar en el programa sin ningún costo ni requisitos; tampoco necesitan vínculos comerciales con la empresa. La finalidad es evitar el incorrecto deshecho de cables o la quema de plásticos para la obtención del cobre.

Fuente: https://www.infobae.com/america/tecno/2022/05/17/como-la-tecnologia-contribuye-y-apoya-al-cuidado-del-medio-ambiente/